Inicio

Primero, un@ es inconscientemente torpe

luego, un@ empieza a ser conscientemente torpe

después, un@ empieza a ser conscientemente hábil

y finalmente, un@ llega a ser inconscientemente hábil.

Adaptación Proverbio Zen

Sobre el poder de transformarnos

La transformación es un proceso de cambio personal. Es un trabajo sobre sí, con un@ mism@. Es una forma de optimizar nuestra existencia. Es una respuesta natural, que sigue el ciclo original Vida-Muerte-Vida. La transformación es un camino que nos convoca a sanar y a crecer.

¿Cómo? Abordando tus procesos vitales con conciencia, desde la apertura, como una experiencia del cuerpo, la mente y el corazón. Comprendiendo el sentido de lo que acontece en tu interior, conectándote, auto-propulsando los cambios desde dentro, asumiendo tu experiencia, estando presente.

Tú tienes el poder de cambiarte a ti mism@, de sentir el cambio aconteciendo dentro de ti. La vida evoluciona a través de cada un@ de nosotr@s.

Dentro de ti, ¡hay una vida que quiere vivir!

Y sobre el arte de Acompañarnos

Acompañar viene de compartir el pan, de compartir camino. Y sentimos el “cariño del peregrino”. ¡Sí! ese cariño -a priori- por el esfuerzo del otr@, de quién se sabe y se reconoce en el camino.

Acompañar al otr@ es un delicado arte. Y hay que liberarse de lo condicionado, soltar y abrirse para poder acoger al otr@ tal cual es, favoreciendo así su desarrollo. Saber estar, saber escuchar, empatizar, la apertura y la amabilidad son habilidades a cultivar en nuestro día a día, especialmente requeridas en cualquier buen terapeuta o profesional de la relación de ayuda.

Entender que el cambio empieza por nosotr@s, que ya empezó, y que ahora es más fácil porque sólo hay que acompañarlo.

Ninguna filosofía disociativa debería encerrarnos en una interpretación determinada, y ninguna autoridad puede decirnos cómo vivir. Por lo tanto, otr@s y yo misma, estamos enseñando a más y más gente sobre cómo ayudarse a si mism@s y cómo hacerlo con otr@s.

Sólo se puede amar aquello que se habita.