A los que queremos cambios

Son tiempos convulsos social, política y económicamente.  Se mueven luchas sociales, enjaulamientos de la libertad, recortes en la dignidad humana.  Sufrimos los síntomas de una sociedad que no funciona bien, que no es sana. Estamos sujetos a funcionamientos rápidos, tramposos, rígidos, que tapan y rechazan, que oprimen  y se mueren o matan por más.

Necesitamos cambios. Keremos cambios.

Cada vez estoy más convencida de que esos cambios tienen que venir de dentro.

Mírate tú: ¿cómo funcionas? ¿cómo es tu interior? ¿cuánto tapas en él? ¿cuánta inercia? ¿cuánto condicionamiento? ¿cuánto dolor? ¿cuánta libertad? , ¿cómo está todo eso ahí dentro? ¿cómo lo vives? ¿cómo lo significas? ¿qué cambios necesitas ahí para verlos manifestados en el exterior?

Empieza por ahí. Eeehhh! Tú! el que quiere cambios, empieza por dentro.

Necesitamos cambios, necesitamos cambiarnos.

Facilitemonos el mirarnos, conocernos y atendernos por dentro para sentir las vivencias orientadas internamente, en contacto real con nosotr@s mism@s.

Sólo así, podemos manejar las riendas de nuestras vidas y no estar tan expuestos a los condicionamientos sociales. Sólo así, podemos abrirnos al flujo de la vida y avanzar en contacto con éste. Sólo así, podemos descansar en paz en nuestro mundo interior. Sólo así, rompemos fronteras para unirnos con la otr@ creando mundos donde seamos los agentes de esos cambios que deseamos ver.

Sólo así, puede impulsarse una revolución.